Tener una casa grande, con muchas habitaciones y luminosa es la situación ideal para el teletrabajo y, mejor aun, si tiene una entrada independiente: sin embargo, la realidad de los hogares de quienes trabajan en remoto suele ser bien distintas.

Muchos hogares tienen pocas habitaciones y reducidas dimensiones y, quien trabaja desde casa se pregunta cómo tener un despacho en casa pequeña.

¿Cómo tener un despacho en casa pequeña

Cómo tener un despacho en casa pequeña

Uno de los grandes errores cuando se habla del teletrabajo es centrar la atención en el despacho, cuando en realidad se debería hablar de la importancia del espacio de trabajo en casa.

¿Cuál es la diferencia entre uno y otro tipo? Que no siempre es posible tener un despacho en una casa pequeña, pero siempre es posible crear un espacio de trabajo en casa.

  • Se puede optar por acondicionar una parte de salón o de la sala de estar
  • Es posible preparar una parte de la entrada para convertirla en una zona de trabajo
  • También se puede valorar hacer que una parte de una habitación polivalente se convierta en el espacio de teletrabajo
  • Incluso, se puede acondicionar un cuarto de estudio para que también sirva como espacio de teletrabajo

De hecho, la mayor parte de los trabajadores de oficina no disponen gran espacio o gran cantidad de muebles y casi con seguridad tampoco tienen una zona de trabajo privada; por lo tanto, al trasladar el trabajo a casa, no es necesario pensar en la necesidad de contar con un despacho cerrado para poder trabajar.

En realidad, la mayoría de teletrabajadores necesitan solo una mesa de trabajo, una silla y algo de espacio para almacenaje. Esos son muebles para los que es fácil encontrar un hueco para convertirlo en el centro de operaciones desde casa, después la decoración de la oficina jugará un papel esencial para convertir ese rincón en un auténtico espacio para trabajar desde casa.