Alcanzar el éxito al pasar al teletrabajo es mucho más fácil cuando se dispone de un despacho en casa o, al menos, de una zona de trabajo. Estas son algunas de las razones:

  • Favorece la concentración
  • Ayuda a desarrollar rutinas
  • Reduce las pérdidas de tiempo buscando material de oficina, enchufes, documentos…
  • Ayuda a separar hogar y trabajo

Por ello, cuando un trabajador comienza a desarrollar una actividad laboral desde casa, una de las primeras preguntas que suele hacerse es cómo hacer un despacho en casa.

¿Cómo hacer un despacho en casa?

cómo hacer un despacho en casa

Aunque en realidad, la primera pregunta que debería surgir es: ¿Es posible tener un despacho en mi casa? Y es que no en todas las casas es posible permitirse contar con una habitación para usarla solo para el teletrabajo; por lo tanto, el primer paso para responder a cómo hacer un despacho en casa es no pensar en un despacho, sino en un espacio de trabajo en casa.

Identificado el espacio de trabajo – ya sea una habitación completa, una parte de una o algún rincón desaprovechado- es la hora de empezar a decorar un despacho en casa:

  • Mesa y silla son elementos basicos para decorar una oficina en casa. Su elección debe ser cuidada y minuciosa, atendiendo a su comodidad y practicidad.
  • Los muebles de almacenaje son un básico que sirve para tener a mano todo lo que puede hacer falta para desarrollar el trabajo, pero también para esconder de la vista aquello que no se quiera mostrar e, incluso, para que la oficina luzca un aspecto más ordenado. Que sean funcionales y prácticos debe ser requisito básico al elegirlos.
  • Los elementos decorativos no solo sirven para «hacer bonito», pueden tener un efecto positivo no solo en el desarrollo del trabajo, sino a la hora de crear imagen de marca en reuniones online o entrevistas virtuales. La elección debe hacerse atendiendo a motivos estéticos, sí, pero también valorando qué pueden hacer por el teletrabajador.

Saber cómo hacer un despacho en casa o un espacio de trabajo en casa es algo que todos los teletrabajadores quieren; en realidad, es fácil crear un espacio a medida y que sirva de sede para trabajar desde casa.