Tener un despacho para trabajar desde casa es el sueño de cualquier trabajador, ya sea por cuenta propia o por cuenta ajena. Lo cierto es que contar con una zona de trabajo bien definida y que ofrezca privacidad (y tener todo lo necesario para desarrollar el trabajo a mano y ordenado) es la mejor forma de trabajar con productividad.

Por ello, es frecuente preguntarse cómo tener un despacho de trabajo en casa a medida y cómo preparar ese espacio para que se convierta en un puesto de empleo desde el que poder realizar una actividad laboral con todas las comodidades.

¿Cómo tener un despacho de trabajo en casa?

cómo tener un despacho de trabajo en casa

Lo primero que hay que decir es que no siempre es posible tener un despacho privado en casa. Todo dependerá de las dimensiones del hogar, de sus características y del número de personas con el que se conviva. Lo qué si hay que procurar es contar con un espacio dedicado al teletrabajo.

  • Mesa y silla de teletrabajo son el mobiliario básico de una zona de trabajo, su elección es esencial, no solo por la comodidad, sino porque son elementos de gran uso.
  • Mobiliario necesario y dispositivos también deberán tenerse en cuenta. Los muebles de almacenaje son muy prácticos si no es posible tener una zona de trabajo exlusiva.
  • La presencia de tomas de corriente y luz es un requisito que no puede descuidarse en un puesto de trabajo en casa
  • Del mismo modo, la luz natural es un factor importante al diseñar la zona de trabajo en el hogar
  • Evitar que el espacio de trabajo esté en zonas «de paso» en el hogar o en zonas muy ruidosas, favorecerá la concentración.

La oficina para trabajar desde casa favorece la concentración y productividad, pero para conseguir trabajar de forma estable, debe combinarse con la creación de un horario de trabajo adecuado. Por lo tanto, no solo se trata de saber cómo tener un despacho de trabajo en casa; sino que también hay que saber cuál es el mejor horario para trabajar desde casa.